Cuando existen varios propietarios de un bien inmueble es bastante frecuente que sea uno de ellos quien se haga cargo del pago de la totalidad del impuesto que repercute sobre el mismo teniendo luego que exigir la parte que le corresponde a cada uno de los cotitulares restantes.

No obstante, debemos conocer la posibilidad de dividir el pago de este impuesto de manera que cada cotitular responda automáticamente de su cuota ante la Administración. Esta división puede ser solicitada ante el Ayuntamiento por cualquiera de los titulares del bien inmueble sobre el que repercute el impuesto, para lo que será necesario:

  • Facilitar los datos personales y el domicilio de los restantes obligados al pago, así como copias de los DNI de cada uno de ellos.
  • La escritura en la que se hace constar la participación de cada uno de ellos sobre el bien inmueble de que se trate.

Sin perjuicio de lo anterior, debemos tener en cuenta que la obligación de satisfacer la totalidad del IBI es solidaria, ¿Qué quiere decir esto? Que aun cuando se haya realizado la división de la liquidación tributaria entre los copropietarios, si uno de ellos no realiza el pago que le corresponde, su parte puede ser exigida tanto a él en vía de apremio como a cualquier otro obligado tributario que sea titular del inmueble.

De este modo, podemos observar que la división del pago del IBI no nos exime del cumplimiento en caso de que otro cotitular no cumpla con su obligación. Si bien, conlleva ventajas tales como evitar el trámite de que un titular se haga cargo de todo teniendo que exigir individualmente a los restantes su cuantía.