En estas fechas, son muy frecuentes las visitas a los centros comerciales, lo que provoca que sus aparcamientos se encuentren hasta arriba, aumentando la probabilidad de sufrir un accidente dentro de un parking.

En estos casos, hay que diferenciar si el accidente se debe a un mal estado de las instalaciones del centro (desde una mancha de aceite derramado hasta que el parking se encuentre en obras), o se produce a consecuencia de una colisión con otro vehículo.

Si el accidente ha sido provocado por un mal estado de las instalaciones del centro y hemos sufrido daños, tanto materiales como personales (lesiones), lo primero que debemos hacer es realizar fotografías del lugar del accidente, así como de los daños que hayamos sufrido.
En cuanto a las lesiones, debemos acudir lo antes posible al servicio de urgencias del Hospital o centro médico más cercano, para poder interponer una reclamación frente al centro comercial responsable y frente a su aseguradora.

Si el accidente se debe a una colisión entre vehículos, se ha de proceder como ante cualquier siniestro, rellenando el correspondiente parte amistoso de accidente, siendo de gran utilidad realizar fotografías de la localización del accidente, el estado de los vehículos y de cualquier otro dato relevante que vierta información sobre el accidente.
Si además hemos sufrido lesiones, debemos actuar como en el caso anterior, acudiendo al servicio de urgencias del Hospital o centro médico más cercano. Y acto seguido, comunicar a nuestra compañía aseguradora todas las circunstancias del accidente.

En Bernabeu Borreguero abogados, somos especialistas en formular reclamaciones de siniestros viales, tanto en vía pública como en aparcamientos privados, y te ayudamos a recabar toda la información necesaria para que la reclamación sea viable.