Esta es una de las dudas más habituales que se plantean, sobre todo, tras una separación y/o divorcio.

Para percibir pensión de viudedad, el fallecido debe reunir los siguientes requisitos:

  • Si el fallecido se encontraba de alta laboral, debe tener cotizados un mínimo de 500 días dentro de los 5 años anteriores al fallecimiento. Si bien, existe la excepción de que el fallecimiento se haya producido a consecuencia de un accidente de cualquier tipo o a causa de una enfermedad profesional, ya que en estos casos no se exige un mínimo de cotización.

  • Si en el momento de la defunción, el fallecido no se encontraba de alta laboral, debe tener cotizado un periodo mínimo de 15 años.

En los casos de matrimonio, el cónyuge debe reunir los siguientes requisitos:

    • La existencia de hijos comunes, y que la duración del matrimonio ha sido como mínimo de 1 año.

    • En caso de ser pareja de hecho, se debe acreditar una convivencia mínima de 2 años.

En los casos de separación judicial o divorcio, el cónyuge o excónyuge, según los casos, debe reunir los siguientes requisitos:

    • Que no haya contraído nuevo matrimonio ni se haya constituido en pareja de hecho.

    • Debe encontrarse percibiendo una pensión compensatoria en el momento del fallecimiento.

CASOS ESPECIALES:

  • En aquellos casos en los que se acredite mediante sentencia, que la mujer fue víctima de violencia de género en el momento de la separación o del divorcio, tendrá derecho a pensión de viudedad sin necesidad de reunir más requisitos.

  • Cuando la separación o el divorcio sea anterior al 1 de enero de 2008, no es requisito percibir pensión compensatoria, siempre y cuando no hayan pasado más de 10 años desde la sentencia de separación o divorcio y el fallecimiento. Y, además, el matrimonio debe haber durado más de 10 años, deben existir hijos en común, y la persona beneficiaria de la pensión de viudedad debe tener más de 50 años a la fecha de fallecimiento.

  • Cuando la separación o el divorcio sea a partir del 1 de enero de 2008, las personas separadas y divorciadas que no perciban pensión compensatoria, tendrán derecho a pensión de viudedad siempre y cuando, tengan más de 65 años, el matrimonio haya durado más de 15 años y no perciban otro tipo de pensión.