En fechas como estas comprar online conlleva múltiples ventajas. Desde poder comparar la calidad y precio de varios productos sin movernos de casa hasta evitar las largas esperas en los comercios más cercanos.

Pero, ¿Y si nunca recibimos nuestro pedido habiéndolo pagado? ¿Y qué ocurre si recibimos un paquete con un producto diferente al que hemos comprado, éste es defectuoso, o al recibirlo no nos gusta?.

En Bernabeu Borreguero Abogados, te recordamos que nuestros derechos como consumidores online son los mismos que como consumidores de un comercio físico.

En el supuesto de que nuestro paquete no llegue debemos ponernos en contacto con el vendedor a través de los medios que su página web nos facilite: teléfono, e-mail, e ¡incluso redes sociales!, además de recurrir a la empresa del certificado de confianza si contara con él.

En caso de que todo ello resulte infructuoso, podemos acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor e interponer una reclamación.

Si por el contrario nuestro paquete contiene un producto diferente al que hemos comprado, está dañado, o incluso no nos gusta debemos tener en cuenta lo siguiente:

La Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios establece que como consumidores disponemos de un plazo mínimo de 14 días naturales para ejercer nuestro derecho de desistimiento, esto es, para realizar la devolución. Este plazo puede verse ampliado hasta 12 meses más desde el vencimiento de dicho plazo mínimo si en la página web no se nos informa de nuestro derecho a desistir. Además, cuando no se nos haya comunicado que los gastos de envío de la devolución corren a nuestro cargo, será el vendedor quien deba costearlos.